Viviendo como otra...




La ventana del coche iba bufff bufff cortando el viento, pasando delante del paisaje ,cortando imagen tras imagen reflejadas en el vidrio tras la silueta de su cara, mirando a través suya con los ojos y la vista perdida en algún lugar del horizonte.

Atrás había dejado sus viejos recuerdos, su empatía, su carácter amable y el hecho de pertenecer a otra vida, una vida de tránsito a ningún sitio. El siempre decir sí, el adaptarse a lo inadaptable, a las mañanas vacías, a las noches huecas, al sexo etéreo y las caricias vacuas y cumplidas.

El viento seguía sonando en la ventana y su ruido, iba repiqueteando en lo pensamientos como gota de un grifo. Cada metro, cada cartel de aquella carretera eran un aliento, una huída hacia delante y poco a poco estaba empezando a sentirse cuerpo otra vez. Ella dentro de sí misma, no una actriz, no ese ser que cual zombie se levantaba cada mañana impertérrita e inanimada.
Con los ojos hinchados y ásperos proseguía su marcha pues después de diez añós ya no podía haber vuelta atrás y menos después que cómo todo había terminad todo.

Con lo puesto y aquel pequeño cabás en plena noche tomó rumbo al coche y destino a ninguna parte. Bien podría haber puesto el parabrisas en funcionamiento para limpiar sus lágrimas.

Su primera parada había sido una gasolinera del camino, lo justo para deshacerse de aquel vestido sudoroso y fino que tantas noches se había levantado para darle placer. En la cocina, en el baño…de manera automática, como si formara parte del ritual diario de ordenar la cocina y las tareas del hogar, siempre todo perfecto.
Y ahora estaba allí, tendido en el suelo del retrete, arrugado y sin vida, con esas flores patéticas, los volantes…estaba sucio pensaba, sucio de desamor , de melancolía, de vida inconclusa y lo que es todavía peor, simbolizaba todo lo que era ÉL.

Solamente había encontrado unos vaqueros de trabajo en aquel mini-super, anchos y sin forma y tal vez de una talla 44 de caballero. Qué más daba si al fin y al cabo eran para conducir y conducir. Se enfundó en ellos como pudo dando un par de vueltas a la cintura y tb al bajo de las perneras. Realmente tenía una pinta dantesca. Poco a poco sus labios fueron dibujando una sonrisa que pasó a convertirse en una carcajada sonora y exagerada. Rio y rio durante un minuto observando su facha en el espejo. Se sorprendió hasta de no haber olvidado como se hacía, reír y reír sin explicar por qué y sobre todo de vestir algo que no fueran aquellos estúpidos vestidos .
En cosa de dos segundos su risa tornó a una mueca afligida y amargada recordando una de tantas noches…

Era verano y ÉL siempre organizaba su famosa barbacoa de clientes a la cual acudían fieles todos sus grandes contactos con sus respectivas mujeres.
Todo estaba preparado al milímetro; el catering, los camareros, las sillas, los vinos…esto último era lo único de lo cual ÉL se encargaba personalmente. El resto dependía de ella, su éxito y su saber hacer como esposa. Que ironía.

A las nueve en punto ya estaba todo el jardín lleno de invitados y se oía de lejos el murmullo de las conversaciones. María su fiel empleada se encargaba de ir recibiendo a todos y guardar sus pertenencias en el vestidor. En dos minutos debería estar abajo o tendría un grave problema y en esta ocasión, no tenía ganas de polémicas ni discusiones.
Por fin descendió por los peldaños del piso de arriba rumbo al recibidor donde estaría ÉL. Cerca de la entrada esperaba enfundado en el smoking de turno. Pisó el último escalón y su voz la hizo saltar en un respingo.

-Donde coño vas así?!!!!!
- Así como? Me he comprado todo ayer! En la tienda que tu madre me recomendó…
-Joder cariño pareces nueva, cuantas veces tengo que decirte que los pantalones no son apropiados para una mujer!!!!, aparte no me gustan , te hacen…no sé …pareces una fulana barata.
-Ya pero…estos son caros, es un traje de M.D. me ha costado un dineral y además son de…
-Son de nada coño!!!creo que te gusta llevarme la contraria…
-Pero es la segunda vez que me pongo unos pantalones…
-Pues con una ya te lo dejé bien clarito eso es ropa para hombres y lo ha sido siempre, todo eso son las tonterías que salen en la tv de moda y gilipolleces que no hacen más que contaminarte el cerebro. Y ahora tendré que esperarte cinco minutos más…!!!Cariño… con lo guapa que estás con los vestidos que te compro…y sabes lo que me gusta hacer cuando se vaya todo el mundo…eh?,anda sé buena y ponte el azul, y rápido, eh?
Dándola un beso en la mejilla miró el reloj y volvió a repetir:
-Cinco minutos querida, no me pongas de mal humor.


En ese cuarto de baño, frente a ese espejo había recordado sus lágrimas de rabia , de soledad y de sentirse incapaz de echarle un par de huevos y plantarle cara. Pero ahora eso ya daba igual. La función había terminado y se había bajado el telón…

12 mi opinión es...adelante!:

davidiego

y cómo acaba?

(seguro que ésta bien, pero cuántas habrá iguales que acaben mal, o que sigan igual)

Gittana

Típico maltrato psicológico!!!! odio eso!!!!

Espero que haya escapado a tiempo!!!

Rachel

continuará...;)

inma

PUEDE QUE ESA RABIA LE HAGA FUERTE Y DE UN PORTAZO Y NO MIRE PARA ATRAS... SIN SENTIRSE CULPABLE..

PUEDE QUE ACCEDA A PONERSE EL VESTIDO AZUL Y LUEGO SE DEJE HACER EN EL BAÑO...

LO PEOR DE ESTO SON LAS SECUELAS PSICOLOGICAS QUE TE DEJAN ESTAS PERSONAS.. ES LO PEOR TE HACEN PEDERTE EN TI MISMA ( NO SABER QUIEN ERES EN REALIDAD) .. Y NO SER CAPAZ DE HACER NADA POR TI MISMA. ES UNA VERDADERA PENA QUE SEAMOS TAN FRÁGILES...

BUENO PRECIOSO RELATO RAQUEILL Y LAS FOTOS MAS AÚN...

UN SALUDO

Ramón Doval

¿Qué le has hecho al pobre chulo?
¿Continuará?

Rachel

nada malo...je!
claro que continuará!
el relato me diverte...

Mildolores

Angustioso relato. No hay cosa que más me escueza que los maltratadores.
Eso y los que ven en los niños cosas que no llego a entender.
Saludos.

LuigiPicadilly

Me encanta Rachi!
En la vida nadie me dirá lo que tengo o no que ponerme o lo que debo o no debo hacer..!!!

Catman

leer que el relto te divierte, me tranquiliza, espero que al menos le metieras caña
besos

Rachel

bueno bueno es mera ficción tengo que deciros pero...es sólo la primera parte...lo mismo os sorprendéis...;) je!
catman te sigo!

viru

hola Rachel,es la 1ª vez que escribo en tu blog,joder que historia!!! de verdad pueden haber personas así?hay hombres que no merecen ni respirar,y la chica de tu historia le hecha un par de narices.
PD.los vaqueros a las mujeres os sientan muy bien...

Rachel

pues bienvenido, uno más en bici!!
saludos

 
EL BLOG DE RAQUEL ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates