Reencuentro oficial con la realidad


Bueno, bueno, toca después de una pausa bloggera amplia por el período vacacional, reencuentro. Reencuentro con mi mesa, mi ordenador,mis bolis, mis cactus y mi espejito de mesa para retocarme de vez en cuando, que una es bastante presumida.
Y aquí estoy. Sacudiéndome la pereza cual gato, aclarando mis legañas e intentando colocar mis neuronas en el quehacer diario. Difícil cuestión.

Al volver es cuando siempre surgen todo tipo de dudas, al menos en mi persona...si me gusta lo que hago, si merece la pena perder tanto tiempo encerrada entre cuatro paredes tecleando y vendiendo mentiras.Sí, mentiras. Al final el mundo que me rodea laboralmente es una pequeña falacia.Yo te ofrezco humo, tu compras bruma y al cliente se le dan nubes.Ni más ni menos. Y mientras tienes que interpretar un papel.
No todo va a ser malo claro, me gusta mi trabajo y la gente con la que lo hago,hay un buen ambiente que es importante ya que paso aquí el 80% por ciento de mi día, así a grosso modo.

Pienso en los lugares que he visitado, la sensación de libertad,el aire libre,el sentirte más cerca de este mundo al que un día pertenecimos y ahora vete tu a saber en qué se ha quedado.
Las vacaciones son las vacaciones está claro,son idílicas,sobre todo cuando la compañía y valga la redundancia, acompaña.Es perfecta. Entonces es cuando todo el universo se conjuga para mostrarte lo maravilloso que es y no buscas los sitios, sino que ellos te van encontrando y no recorres vagando sino que se va surcando un camino bajo tus pies, que te lleva siempre a lo mejor.

Y tal vez sean esos momentos por los que merece la pena cabalgar el resto del año, muchas veces sin control.Cayendo y volviendo a levantarte.

Pero viene la vuelta y viene el momento, del comienzo... despacito y pensando pensando en sí estaré en el sitio adecuado,si esto me realiza de veras...pero todo ello dura poco tiempo, porque en apenas una semana estás inmerso en la rutina, sin darte cuenta y sin querer.

Ahora me nutriré del resto del verano que también y a pequeños bocaditos pienso seguir disfrutando. Y me aferraré a mis vacaciones como endorfinas únicas e inigualables contra el mal rollo y los vampiros que quieran chuparme la sangre a borbotones.


Voy a pensar en esos momentos que se me han quedado grabados, en la complicidad, en un sitio más en el que he puesto la bandera y en las risas. Muuuchas risas para ser felices incluída la de uno mismo.


Y sigo tecleando y la mañana va desperezándose...

p.d. No os vais a librar de la crónica de mi voyage.A los que volváis como yo ánimo y a los que os vais disfrutad.!!!


12 mi opinión es...adelante!:

Alí Reyes H.

Bueno...Dale gracias a Dios que al menos tienes trabajo. El problema de la Depresión económica suele traer con sigo el mal de la sesantía

Adolfo Payés

Bueno lo anoto para estar listo de tu crónica.. como siempre s es un gusto visitarte y leerte..

Saludos fraternos
Un abrazo
Buena semana

La niña mala

Bueno ya veo que vuelves con las pilas cargadas eh? me alegra saber que te fue bien en tus vacas, así que...bienvenida!!
Besetes

Mildolores

Hola Rachel.
Has escrito en una sola entrada mis dos últimas. En una hablo del viaje realizado, de los lugares que he creido encontrar, pero efectivamente ellos te encuentran a ti. Esa sensación te invade cuando disfrutas plenamente de algún rincón.

En la otra, escrita hace unos minutos, dudo de mi capacidad deportiva, de si volver a empezar, de si tengo realmente ganas. Y no hablo de lo laboral porque aún me faltan cuatro dias para volver, pero ya se andará, ya.
Ánimo, en dos dias nos acostumbramos rápido a la rutina.

Rachel

Alí, mucha razón tienes pero no quiero escribir nada que tenga que ver con la maldita palabra que nos llevan todo el año recordando...:)
Adolfo hola!
La niña mala y tus vacaciones??
Mildo efectivamente es un momento luego todo regresa a su cauce pero pufff momento de dudas eh?
feliz regreso a tí tb!

Ramón Doval

Es buena señal que eches de menos las vacaciones. Yo, sin embargo, estoy con síndrome prevacacional: sólo me espera trabajo, trabajo y trabajo, y luchar a diario para que me dejen entrenar lo que toque. Lo único bueno es que pasaré más tiempo con los niños,... trabajando.

davidiego

19horas al día en el trabajo?
qué eres, una silla con ruedas??

bienvenida a la rutina y que lo lleves lo mejor que puedas, dentro de 363 días otra vez vacaciones!

Miguel

Es normal que después del parón te replantees todo y pienses que lo que haces no vale una mierda.

Así somos todos, o casi todos, lo malo es que cuando ya han pasado unos días se nos olvidan todas las ideas nuevas y volvemos a repetir los mismos errores de siempre.

Bienvenida de nuevo

Saludos

SEX0

Bueno, bienvenida de nuevo!

Max

Egoistamente, es un placer tu regreso para volver a disfrutar de tus textos.
Pese a la rutina cotidiano-laboral, que sigas disfrutando del verano a bocaditos, o a tragos largos.

Besos

Dr.Mikel

No te preocupes los psicologos dicen que el trauma post vacacional dura como mucho una semana.
Feliz adaptacion a la cotidianidad.

Anónimo

Bienvenida guapa!! como bien dices, la verdad es que "merece la pena cabalgar el resto del año" por esos días de libertad!!! que los recuerdos te den la energía para afrontar el resto del año. Recuerda que tienes mucha suerte de poder irte unos días y encima muy bien acompañada!!
La Copy

 
EL BLOG DE RAQUEL ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates