Tardes con Raquel

A pesar del calor sofocante de estos últimos días me gusta el verano.
No son solo las vacaciones lo que me atrae del estío, sino el disfrute de más tiempo libre y más horas de luz.
Y es que en mi horario de jornada intensiva soy feliz ,con toda una tarde por delante desde su siesta a su cena en la terraza.
El tiempo bien aprovechado da para mucho y el poder llegar a casa y tomar un café con hielo,sentarse en el sofá o en su defecto en la cama...y saber que puedes enredarte en el sopor veraniego de un pequeño sueño reconfortante, para salir a hacer deporte o simplemente a tomar un helado.

Y es que, y con estas conjunciones me repito, están dando para mucho las que he denominado: Tardes con Raquel.Pues es una menda la que nunca se encuentra a esta hora puesto que tengo culo oficinero.
No, no es un magazine, ni un culebrón, las Tardes con Raquel están siendo todo un cargador para nuestras agotadas pilas en un año en el que no hemos parado de currar aún encima, con la amenaza de la crisis.
Unas cuantas horas más me aportan mucho menos estrés y desde luego la mejor liberación de endorfinas, que razón tenía Camilo José Cela con la siesta española!!
Y fíjate que si no hubiera muchos planes para cualquiera de estas tardes, mi último libro+piscina me parece una opción fantástica, eso sí hasta que bajan los queridos niños de la urbanización a dejar tranquilos a sus papás pero a jo...a los vecinos, bueno, bueno, la felicidad nunca es completa.

Por lo tanto y dicho esto, espero encontrarte hoy a la hora de la siesta para ver un capítulo más de...las Tardes con Raquel.

8 mi opinión es...adelante!:

Atalanta

Esos días enormes son valiosos de verdad. Poder ponerte a nadar a las nueve y salir a las diez, aún de dia, es una maravilla. Lástima que dure poco. Mi siesta de veinte minutos, en invireno, en verano, en la cama, en el suelo, imprescindible.

el chulo

ahora lo entiendo... todavia te queda café.

Cachaira

Que razón tienes,siestecita, vueltecita heladera ó cafecito con hielo,cena en la terraza con un buen tinto ó cervecita con limón,eso sí a diferencia de vosotros yo tengo que dejar a las criaturas encamadas primero jajajaja,menuda diferencia eh,no obstante se disfruta mogollón, un saludo amigos desde Caaaaadiiii oe

Rachel

Atalanta, tú si que sabes vivir...en Madrid ya no se puede...
Chulo, en que hora lo del café y no es culpa tuya eh?pero vamos que vas a perder una clienta, si es que lo era.:)
Cachaira haz como nuestros vecinos que sueltan a las criaturas en la piscina hasta las diez de la noche...;)

Mildolores

Jajajajaja, hasta que bajan los niños.

este año no he puesto en practica las Tardes con Mildo, pero suelo hacer eso mismo un poco antes que tú.
A las 14:30 bajo a la piscina y leo algo que no sea de deporte, duermo la siesta a la sombra, me baño (que no nado), me tomo un helado de postre ( evidentemente empalmo la comida co bajar corriendo a la piscina con el helado antes de que se derrita) y, cuando llega Pilar, charlar tranquilamente hasta que sobre las 17:30 o 18:00 bajan los niños y se estropea la paz.
Este año entre el trabajo, el Tour y yoquésé, pues eso, que no me estrenado.

Mildolores

"no me he estrenado", quería decir. (si no vuelvo a escribirlo, reviento)

Rachel

vaya plan mildo, eso sí es tardes co mildo jajajaj, bueno pues menos tele y más cumplir con las siesta española...jejeje
un saludo!

Hyku

Qué envidia, personas que pueden esquivar el calor de la capital gracias al horario laboral...

Saludotes y a disfrutarlo

 
EL BLOG DE RAQUEL ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates