TACTO


Había podido comprobar en mi cuerpo inerte todos aquellos sentidos;La visión, la audición, el olfato,el gusto...y anhelaba el tacto.
De todos los anteriores había disfrutado enormemente,viendo,saboreando, pero siempre intuía que faltaba algo dentro de esa marea de sensaciones que vienen a sosegar mi ser exánime.Y ahora que carezco de todo sentimiento, entiéndase, absolutamente físico, reniego de este universo que nos rodea. Y pienso(aún tengo esa facultad) para qué vamos a ver si somos más ciegos que aquellos de nacimiento y si todas esas pupilas que se clavan ya no se dilatan ni sorprenden. Y estos oídos que en algún momento oyeron ya no se paran a deleitarse con la risa de aquel niño ni el susurro cercano que te produce un cosquilleo, íntimo y placentero.

Imagino el aroma que he percibido por un momento de ese café intenso que, tal vez traiga cada mañana, los sueños hirvientes que tuviste por la noche.

Ahí llega el tacto!!!Entra por mis poros, atraviesa mi cerebro hasta la punta de los pies. Siento una corriente eléctrica que me abruma y por un momento percibo mi cuerpo entero como una bombilla incandescente que parpadea en la oscuridad. Atraviesa mi espina dorsal,llega a las yemas de los dedos, es como el primer rayo de luz en la mañana.

Compruebo tocando mi cara,mis brazos, tengo una piel rugosa algo áspera.Sigo los ojos,mi pelo,saboreando texturas,dándome un banquete sensorial.

Tú,condenado a ser el actor secundario, me conectas con el exterior, tú el sentido más prematuro pues ya lo tienes en el vientre de tu madre, déjame probarte en otro cuerpo.

Con los dedos voy a recorrer tu espalda. El contacto con mis manos produce una reacción en tu piel,te estremeces. Es fantástico tocar,lentamente,con pausas. Tu calor traspasa la barrera el aire penetrando en mí a través de la piel. Acaricio tu pelo,es corto, suave,potente. Tiro de él, noto todos y cada uno de ellos enredados entre mis dedos.
Nos acercamos ahora el contacto es aún más estrecho, generamos más temperatura, siento frío,calor, siento al fin y al cabo, no con mi corazón sino con tod@ yo.Es una conexión mágica entre las personas.
Voy palpando tus mejillas,tus labios, tus hombros. Se produce una auténtica combustión.Energía bullendo,receptores en acción con línea directa.
La memoria del tacto es duradera y de eso saben tus recuerdos...déjame tocar la extensa materia tocar los latidos del corazón, como se agitan.Movimiento. Y que será de este río de sentidos si dejamos de percibir dichos impactos,percepciones.

Que sería de este cerebro sin escuchar su profundo rezo y recibir los recados que al oído le murmura nuestro tacto.Podríamos cambiar el mundo si utilizáramos más este lenguaje.Y entonces para pedir perdón estrecharíamos las manos acompañando mis palabras.Entonces cuando estuviera triste recibiría una caricia reconfortante como cuando eras pequeñ@...

Los caballos se frotan como signo de amistad,se comunican las abejas y extensamente los primates, y qué somos al fin y al cabo?

12 mi opinión es...adelante!:

Nadie

qué bueno, qué ritmo, qué gratificante conocerse más, mejor, en el silencio explícito del tacto. super!

Nacho Cembellín

Qué bueno!

Adolfo Payés

Me gusta como has escrito tu relato.. sensual y tierno... excelente..

Un abrazo
Saludos fraternos.

Que tengas un feliz fin de semana..

Pd:Por problemas de salud estuve ausente estos últimos días,
ya me pondré a la altura de sus blog para comentarles..

Pido disculpas por no poder pasar por sus blogs.

María Bote

Poético y sensual relato. Me parece de una excelente calidad literaria.
Yo soy una loca de la poesía en todas sus facetas. Te invito a visitar mi blog.
¡Felices fiestas!
Saludos. María

Hyku

El tacto permite conocer texturas, escalofríos, temperaturas... la vida. Es el sentido que más matices aporta, porque hay que prestar más atención..

Saludos con la mano

Rachel

Nadie ritmo,ritmo a la vida en general le va muy bien!
Nacho macarena, ayyyy!!!! ;)
Adolfo espero verte por al menos por este,de vez en cuando.
María bienvenida y gracias paso por tu blog, me halaga tu comentario.Me gusta la poesía, estoy probando a escribir un soneto pero me atasco y dudo con la métrica, espero publicarlo algún día!
Hyku bastante infravalorado el tacto verdad? resistámonos.

Shang Yue

en mi caso, todo depende del código binario que permite el encendido (turn on) o el reset

Dr.Mikel

Yo creo que es mejor olvidar la memoria del tacto y guardar en un cajón los recuerdos.
La vida es corta y es un error vivir en el pasado.

antonio

Discrepo.
Creo que le falta ritmo y tensión,
otra cosa es La cosita: ahi si manejas bien los tiempos.
Saludos, me interesa tu blog y volvere.
Con tu permis, claro.

Rachel

Shang Yue mientras tengas pilas y estés en on!!!;)
Dr.MIkel es otra opción
Antonio, bienvenido.Respecto al ritmo,es la poesía la que posee unas reglas fijas en cuanto dicho término.En la prosa es muchísimo menos riguroso y no estás obligado a reglas métricas como sucede en el verso. El ritmo en la prosa lo impone el pensamiento, lo que queremos expresar...así mismo podríamos decir que el ritmo de una frase sobre todo depende de dónde coloquemos los acentos o las pausas.Este concepto es muy diferente entre novelistas y cada uno lo describe de una manera, por tanto creo que es un término absolutamente subjetivo y complicado pary aún más para alguien que escribe tan mal como yo y que solo realiza un ejercicio de desahogo.
gracias por pasarte!!

La niña mala

La verdad...es que aprendemos a conocer el mundo a través del tacto. Los niños, todos, tocan e incluso prueban las cosas con la boca para reconocerlas mejor. Somos todo piel. Solo que es un sentido que vamos apagando poco a poco por condicionamiento social. Conclusión: Hay que tocarse más!!

La niña mala: masajista (jajaja)

Paco Guerrero

mis sentidos,todos ,afloraron al leer tus palabras,cierto.
un beso

 
EL BLOG DE RAQUEL ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates