Hablando de política

Lo que me gusta del blog es la capacidad de transmitir,válvula de escape tal vez con unas tintas de egocentrismo y su interactividad. Con ello procuro siempre escribir algo de mi propia cosecha, aunque mala, de estas de vino joven de a euro, o bien reflexionar sobre algo u alguien cercano,lejano que me inspire.
Pero esta vez y porque no necesita ni explicación ni reflexión barata que añadir, haré un copia y pega de un texto de Mario Vargas Llosa sobre política.

HABLANDO DE POLÍTICA

Ya metido en la candela, en esas reuniones tripartitas hice un descubrimiento deprimente. La política real, no aquella que se lee y escribe, se piensa y se imagina -la única que yo conocía-, sino la que se vive y practica día a día, tiene poco que ver con las ideas, los valores y la imaginación, con las visiones teleológicas -la sociedad ideal que quisiéramos construir- y, para decirlo con crudeza, con la generosidad, la solidaridad y el idealismo. Está hecha casi exclusivamente de maniobras, intrigas, conspiraciones, pactos, paranoias, traiciones, mucho cálculo, no poco cinismo y toda clase de malabares. Porque al político profesional, sea de centro, de izquierda o de derecha, lo que en verdad lo moviliza, excita y mantiene en actividad es el poder: llegar a él, quedarse en él o volver a ocuparlo cuanto antes. Hay excepciones, desde luego, pero son eso: excepciones. Muchos políticos empiezan animados por sentimientos altruistas -cambiar la sociedad, conseguir la justicia, impulsar el desarollo, moralizar la vida pública-, pero, en esa práctica menuda y pedestre que es la política diaria, esos hermosos objetivos van dejando de serlo, se vuelven meros tópicos de discursos y declaraciones -de esa persona pública que adquieren y que termina por volverlos casi indiferenciables- y, al final, lo que prevalece en ellos es el apetito crudo y a veces inconmensurable de poder. Quien no es capaz de sentir esa atracción obsesiva, casi física, por el poder, difícilmente llega a ser un político exitoso.

Imposible explicarlo mejor.


13 mi opinión es...adelante!:

Nacho Cembellín

Pues si, que cierto. Y es q somos tan tristes q hasta los lideres q nos lideran son elegidos, por hoy que a este paso, no se mañana, por nosotros mismos. Siendo estos seres débiles, sin moral ni altruismo y dónde su mayor pasión está en su propio centor.

María Bote

En todos los seres humanos, de todos los estamentos, (los políticos no pueden ser excepción) podemos encontar de lo emjor y lo peor. Pienso que se les elige, gracias a Dios, en ejercicio democrático ¿cómo si no? se pone uno a si mismo, dice yo soy el mejor y gobernaré como quiera hasta mi muerte?
Si no nos gusta como lo hace, a los 4 años, tenemos la oportunidad de elegir a otro.
Es peligroso defenestrar tanto a la política (en la vida todo lo es)
sin presentar opciones convicentes y mejores que puedan llevarse a cabo.
Honestamente pienso, que, (Salvo en el caso de los tiranos y dictadores de cualquier signo)todos,
independientemente de nuestros gustos o simpatías por como puedan hacer las cosas, y de su misma manera de ver como las quieren hacer, tiene buenas intecnciones.
Luego, se tropieza con muchas dificultades que ni siquiera depende de ellos mismos. Para bien o para mal, estamos en un mundo global donde TODO está inter relaccionado.
Bueno, no quiero enrrollarme mas, pero no creo que sea justo generalizar. Hay malos políticos, como hay malos jueces, médicos, militares, profesores y, gente de a pie...
Besos. María

Mildolores

No elegimos nada.
Damos pie a que se monten sus chanchullos.
Gana X, pero Y que anda a la zaga pacta con Z y se aupa al poder, a no ser que X pacte con B, con el que no se entiende en nada para defender su victoria.
Lo llaman democracia, pero yo solo veo manipulación y ansia de poder.
Nosotros solo les damos la llave.
¿Por qué elegimos partidos y no políticos?
¿Por qué consignas y no programas?
¿Por qué izquierdas y derechas? De hecho ¿Qué es eso hoy en dia?
En fin, es lo que hay.

Rachel

Nacho estabas dormido eh???
maria pero que el poder corrompe,no cabe duda...
Mildo,el quid de la cuestión pero ni a ellos les interesa ,dejarían de meter a los suyos y se acabaría el chollo,por eso nadie lo propone y en el fondo que haya dos partidos les interesa...que decepción esta democracia disfrazada.

La niña mala

Yo creo que aún con toda esta reflexión que te haces, Rachel, lo peor de todo es que el político ya no tiene el poder, si fuera así aún podríamos conservar la esperanza (alguna, pequeñita...)
Besitos

Rachel

Nina mala pues entonces ya, quien tiene el poder??solo se que si nosotros no hacemos nada...
Te debo una visita,para ponerme a tono...;)

La niña mala

el dinero

Rachel

que parece tener vida propia, y para que otros digan, que no existe.
El dinero digo...je!

Juankir

aún así es un mundo fascinante, eh?

Rachel

yessss juankir!

Lunna

Mejores palabras no has podido utilizar, el poder es como esa droga, una vez que la has probado no se puede renunciar a ella.

Besos.

Lunna.

edecast

Mira que el Nobel no me cae demasiado bien... Pero creo que lo clava con su visión de la política.
Así que 100% de acuerdo con (que claro, como no lo has escrito tú...) ;-)

Rachel

edecast, nome gusta hablar sobrepolítica pero reconozco que este texto cuando lo he leído en un blog de literatura, me ha sorprendido por lo sencilloy bien explicado. Compararme a un tipo como este es...un locura,no? saludosssss

 
EL BLOG DE RAQUEL ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates