Llévame a ese lugar...


Hoy caminando por el bosque, mientras las tamujas crujían bajo mis zapatillas, he seguido un sendero. Un sendero desconocido, un camino estrecho,cálido. Según he ido entrando, he notado una vieja sensación, un tacto agradable que iba palpando mis sentidos, rozándolos, silbándoles al oído.

Sin querer algo me ha llevado hacia adentro, en la espesura, donde la luz cada vez era más tenue y podía percibir el color y el calor. Despacito mis pestañas han descendido y mis párpados lentamente se han rendido, entregados a tan dulce sensación.

Cada poro, cada milímetro de piel,ha recibido pausadamente el sinfín de sensaciones y mi boca entreabierta ha saboreado de todas ellas.

Cuando he mirado al suelo mis pies, en el aire, a medio metro, se encontraban flotando ligeramente como una hoja descendiendo en el otoño que se posa con detenimiento.

No me he asustado porque mi mente ha reconocido los perfumes de ese lugar, esa luz y poco a poco se ha dejado empujar dentro esa orquesta.

El sendero ha finalizado y he descubierto tras los últimos árboles,un coro de violines vibrando, con aquella canción. Mis labios han esculpido la sonrisa, tímida, pequeñita, esa cuando te cuentan algo que ya sabes,cuando reconoces la música de aquel momento y tu cerebro ríe a carcajadas escondido porque nadie le ve.
He descubierto una sala, naranja, con ese naranja que tiene el sol del atarder, dos sillones verdes y una mesa camilla. Una tele pequeña,apagada. La luz emana de una lámpara de flores, con una gran tulipa, toda ella naranja.Enfrente una estantería de libros, pequeños,grandes, de todas las formas y tamaños. Aquí los sentimientos son naranjas, del color de un zumo fresco, del color del amor que para mí es naranja, del color del cariño, porque si la música es poesía y la poesía es música por qué los sentimientos no iban a estar coloreados.

Se siente el calor y el color del cariño, naranja.

Mis pupilas se van dilatando, se donde me ha traído el sendero, sigo sobrevolando la estancia, dando vueltas como en un carrusel que, ahora mismo, no quiero que se pare.
Siguen rebotando las notas en mis mejillas y en mi pelo, y la brisa provoca cosquillas en mi alma, también de color naranja.

La tulipa proyecta un círculo pequeño en el techo , cada vuelta lo rozo con los dedos y vuelvo a girar , las risas repiquetean en mi pecho. Quiero que me envuelvan que todo el festival se convierta en uno y me atrape para siempre.
En la esquina hay una aguja enhebrada por un hilo, ambos, van cosiendo las heridas que no se ven y vuelven a su costurero...de esta manera aqui todo principio tiene su fin y todo el fin es el principio.

Es acojedor, íntimo, suave..como las nubes de golosinas, como una descomunal en la que rebotas y vuelves a caer.
Conozco este sitio, he pasado aquí muchas noches...muchos días. Me alegro de haberlo encontrado de nuevo, sabía que algún volvería a verte.

En le lado izquierdo veo esa ventana, la calle y los tres álamos postrados donde siempre.Ahora mis pies van en esta dirección, seguidos de toda yo,traspasando la estancia y dejándola atrás, pero no pasa nada, me llevo el arco iris de sensaciones y la paz desmedida de los colores que la han habitado y me han habitado, que bien que sigan conmigo.

He aparecido en el sendero blanco y mis pies han continuado por la ruta, otra vez crujiendo con las zapatillas las tamujas del camino, cruj cruj,cruj,cruj, me he girado y los árboles han vuelto a su sitio escondiendo la vía secreta. Eso es, dejarlo así para que nadie lo vea, y pueda entrar cuando me apetezca, donde nunca dejaré de entrar.

El amante o el amado...

Esto ya es viejo, pero igualmente interesante.
Clasifica Antonio Gala en la pareja dos clases de persona: el amante y el amado.
Siempre, en cualquier entrevista, hay una pregunta relacionada con ello, con lo cual, seguramente a más de uno le suene.
Transcribo el texto que a mí en su día me llamó la atención y me hizo parar a pensar en cual de los dos podría ser yo.

(...) ¿Qué es el amante; qué, el amado? Su diferencia no es de cantidad, sino de calidad. En toda relación amorosa hay, en último término, un devoto y un dios, un esclavo y un amo. Hay quien rompe a hablar y quien responde.

El papel de amante y el de amado nada tienen que ver con la postura física: es algo interior y más trascendental, algo invariable hasta la muerte.

El amor es como una comedia, bien o mal escrita, y todos nacemos con los papeles repartidos. Todos, al nacer, traemos debajo del brazo el papel de protagonista o de antagonista, el papel de amante o el papel de amado. No de una manera rígida. El amante también se siente correspondido y el amado también corresponde. Pero esencialmente cada uno ya sabe, al nacer, cuál es su papel. Tiene que aprenderlo con certidumbre, tiene que asegurarse. Por supuesto que ese amante y ese amado luchan por el protagonismo de la comedia. Pero cada uno sabe cuál es su papel en esa batalla incruenta, en esa hermosa batalla fingida tantas veces, del amor.

Se empeñan los que aman en actuar como si fuesen los amados. En que se les arranque, como a la fuerza, lo que están deseando otorgar. Es su doliente forma de mentirse. Desean colocarse en la posición del otro y empiezan entonces a perder realmente la partida. Existen seres dulces, tibios, a los que hay que mimar, ante los que hay que tomar la iniciativa. Bastante hacen ya con abandonarse al capricho de los otros: no se les debe exigir más que eso. Les llegará quizá el momento en que sean ellos los amantes y en que sufran lo que ahora hacen sufrir. Pero antes de ese momento no se les puede imponer lo que no sienten, de lo que apenas si caen en la cuenta. «Ah, sí», dicen y recuerdan vagamente que tienen una amante y se enorgullecen un poquito y responden, con cierto fuego o, mejor, sin desviar mucho la atención, a las caricias. Sin embargo, cuando éstas son demasiado numerosas, demasiado insatisfechas, vuelven con hartura la cabeza, con un gesto de niño contrariado en los labios y el entrecejo fruncido, y se defienden pensando en otra cosa. «Está bien. Déjame leer un poco.» Mientras al amante le sabe a sangre la boca y se desprecia a sí mismo, bien porque no sirve para hacerse corresponder, bien porque, a pesar de ello, no puede dejar de desearlo.

Fue un día en casa de Analía Gadé. Inventé el juego del amor, que consistía en que cada uno decía cómo veía a los demás, si como amante o como amado. Hubo total unanimidad. Yo era el amado. Me vine a casa llorando. Me parecía un horror, me parecía que el juego era una mierda y que se había equivocado todo el mundo. Luego empecé a darme cuenta de que a lo mejor era verdad, que yo había sido el amado siempre; mal amado, insuficientemente amado, apresuradamente amado, pero el amado. Vi que habían intentado llenar mi piscina, mi gran capacidad de amor, con una tacita de café y había urgido este trabajo de amor, y al hacerlo, había adoptado una postura de amante. Y probablemente no lo he sido... Me debía haber resignado a ser amado. Luego ya me he resignado, sencillamente porque no he participado mucho en el asunto. De todas maneras, no he tenido suerte en el amor y tampoco he sabido hacerlo.

El amante tiene mejor prensa que el amado. El amante siempre dice: «Caramba, apostar la vida entera, que pongo yo en el tapete verde, contra tres duros que pone el amado, siempre es perder. Porque ¿qué es ganar tres duros a riesgo de perder la vida?» Sí, pero es que el amante gana tres duros cada tres minutos. Llega un momento en que esa buena prensa hay que cuestionarla, porque el que está pendiente del amante es el amado. El amado es irremisible. Realmente, el amante se satisface con el amor conseguido y, a veces, de pronto, vuelve la cara hacia otra cosa y el amado se queda sin la luz, porque recibe la luz a través del amante. Yo estoy ahora muy de parte del amado: se le ha hecho injusticia. El amante, cuando se va, recoge toda la parafernalia con que había adornado al amado: las velas rizadas, las joyas, los mantos bordados, como una virgen sevillana, se lo lleva todo y se lo pone a otra imagen. Y se queda absolutamente desvalido el amado. Yo estoy con los perdedores y me parece que el amado puede ser el más perdedor en el amor(...)


Quien sois?el amante o el amado?
Creeis que es cierto?En cualquier caso, no te deja indiferente...



No siempre el grande, se come al pequeño...

Por fin Viernes y un respiro de aire fresco.
Os dejo este vídeo que acabo de ver que me ha parecido delicioso. Las imágenes corresponden a un pingüino huyendo de varias orcas que intentan zampárselo.Aguantad hasta el final del vídeo porque es muy simpático.

Esto es todo amigos!!


Crónica del Cross del Yelmo


CRÓNICA

Esta es una entrada atípica.Es una entrada de deporte,sobre deporte. Que no haga post de este estilo obedece a dos razones; la primera es que no hago deporte actualmente como para que en ningún caso, sea destacable y segunda, me gusta más utilizar el blog para desahogarme en muchos casos, aunque a veces mis palabras resulten incongruentes,soñadoras,inverosímiles y pésimas.Pero me quedo a gusto. También podría hacer crónicas de las carreras de Nacho, pero me repetiría, ya que las hace en su blog...
Pero esto, esto es algo que tengo que relatar. Comienzo:

Había decidido desde hacía una semana, animar a que participaran conmigo en el Cross del Yelmo a algunos integrantes del equipo Enphorma Triatlon, uséase: Nacho,Diego y Esperanza. Faltos de motivación en este curso que comienza (pensé), necesitarían un empujoncito. Y se lo dí.

A regañadientes conseguimos apuntarnos y después de mil excusas...se acercaba el famoso evento, día 20 de Septiembre.
En la gasolinera desayunamos unas barritas de pan y un café.
La tensión se mascaba en el ambiente.
Nadie hablaba, viajes al servicio...(tan acongojaos, seguía pensando yo)y a todo esto, yo ,planeaba la estrategia de carrera.
Y llegó el momento del pueblo y del ambiente.
Más viajes al baño.
Conversaciones triviales.
Nacho pacá y pallá...(bueno esto siempre lo hace) y Diego blasfemando. Y es que los nervios te hacen decir cosas muuu feas.
Ah! me olvidaba el reparto de estupefacientes ,de lo que yo esta vez, también había pillado. Las pastillacas(en este caso barritas y geles de colores!!)
No quiero dejar atrás a Esperanza que andaba por ahí como rainman, sin rumbo fijo, vagando (imagino que pensando que hago yo aquí, sí, el momento del arrepentimiento...).

Salida!!!!!!!alaaaaa todo el mundo a correr como alma que lleva el diablo y yo sujetando a la máquina porque esta vez había decidido que el protagonismo lo tuvieran ellos, pobres, que seguro se habían trincado, para completar el menú, un FORTASEC.

Y comienzo de la subida y...que hacen estos aquí?menos mal que les he dado ventaja...si llego a saber que lleváis esta cara, no os apunto,coño como se pone la gente...


Nacho sigue a su bola, pacá -pallá...


y poquito a poquito, la subidita de marras y comenzaba la aventura.

Nacho pacá y pallá...


Y "La Espe" que seguía en su mundo de raticulín porque desapareció.La última vez que la vimos estaba mirando al techo y diciendo mi cassssssssaaaaa, pobre.
Y por fin despues de una hora y ocho minutos llegamos al primer avituallamiento donde después de un buen rato esperando (y viendo que los otros dos no llegaban...)me encuentro a Diego, cual naúfrago, delirando y gritando: wiiiilllsoooonnnn. Bueno chico no llores, que yo te acompaño toda la carrera. Y entonces nos hacemos amiguitos y decidimos continuar.Eso sí yo delante no fuera que seme caiga el chaval cantos pa bajo.
Sígueme!!!!!

(Uy como me quedan estas mallas!!!!!!!)
La mitad estaba hecha, no iba a quedar bien, pero la cara de este hombre me lo había dicho todo.No podía dejarle solo.Entonces, reponiendo fuerzas, apareció la prensa:



La bajada fue muy divertida y emocionante.
Otra hora para bajar, prácticamente solos. Esto si es una aventura y no la del "último superviviente"...

Y llegaron los últimos kilómetros, risas,muchas risas, y por fin: LA META.
Y otra vez la prensa.(Creo que no salgo en finisher por Diego, iba despeinao.Cachis...)


Y Nacho pacá y pallá...

y Espe? pues no lo sé, creemos que pilló esto, será la del casco?


EPÍLOGO

Ha sido una experiencia fabulosa.La carrera, el ambiente, las vistas y la compañía.
En alguna ocasión había participado en alguna, popular, pero nada que ver con esta.
Increíble los ánimos de las personas que te ibas encontrando a pesar de ser de los últimos cuando ya estarían hasta las narices de vitorear a los corredores.
Genial la organización.Todos. Altamamente radiactivo y recomendable.Un reto y una experiencia.
A Nacho, gracias por su fe y por encender una pequeña chispa que enciende mi motivación.Ya tu sabes mi amol.
A Diego por acompañarme, no cabe duda que no habría sido ni la mitad de divertido. Eres un carvalleiro como dicen en Galicia, algo escaso en los tiempos que corren.No cambies!!!
A Espe...que me de las gracias a mí!!encantada de ser tu "esparring"(vulgarismo).
Y ahora me voy a casa, a ver si puedo llegar al parking caminando como Robocop...

FIN

Mascotas


(...)cuatro días se le pasaron en imaginar que nombre le pondría... y así después de muchos nombres que formó borró y quitó, añadió, deshizo y tornó a hacer en su memoria e imaginación, al fin le vino a llamar Rocinante, nombre a su parecer alto, sonoro y significativo de lo que había sido cuando fue rocín, antes de lo que ahora era, que era antes y primero de todos los rocines del mundo"
(...)


Lassie
La Metro Goldwyn Mayer estaba produciendo un largometraje basado en una novela de Eric Knight: “Vuelve a casa, Lassie” la historia de un niño (Roddy Mac Dowall) y un perro. Casi 300 perros pasaron por el casting, cuya prueba consistía en cruzar un río y echarse exhausta en la otra orilla, Pal a diferencia de los otros perros, además de cruzar el río, antes de echarse al suelo realizó unos pasos vacilantes y se desplomó con los ojos dirigidos hacia la cámara, gracias a esto fue contratada por mil doscientos dólares.

Barry es sin duda el San Bernardo más querido y conocido de la historia. Nació en 1800 y salvó la vida a más de 40 personas en las montañas. Incluso tiene un momumento en los alrededores de Paris.
Bonito, verdad?



Babieca
según la leyenda, fue el caballo sobre el que la esposa de El Cid montó el cadáver de éste para hacer creer a sus enemigos que seguía vivo. Después, Babieca no volvió a ser montado y murió dos años más tarde a la inusual edad de 40 años.



Me encanta el nombre...y cómo no:

Bucéfalo
fue la montura de Alejandro Magno desde que éste contaba 9 años de edad, cuando fue presentado entre otros caballos ante su padre, el rey Filippo II de Macedonia, para que los comprara. Fue entonces cuando, según narra la leyenda, el caballo comenzó a mostrarse tosco y salvaje, relinchando y lanzando coces por doquier, sin que nadie lograra apaciguarlo. Sólo el joven Alejandro logró montar al caballo y se dio cuenta de que el caballo recelaba de su propia sombra. Alejandro giró la cabeza del caballo hacia el sol, cegándole y subiéndose de un sólo gesto al caballo, momento que haría pronunciar a su padre la célebre frase: "Hijo, búscate un reino que se iguale a tu grandeza, porque Macedonia es pequeña para ti".


Y siguiendo por esa línea y tal vez no dejando tanta huella en la historia, sino solamente y( no es poco) en nuestras vidas, os presento a nuestro próximo habitante/compañero:


AMBAR

Esperamos que al igual que todos los anteriores,surgan muchas aventuras juntos!!!!!!!!

Bisturí Eléctrico


En la novela de Juan José Millás que me estoy leyendo, he encontrado un objeto maravilloso y que desconocía. El bisturí eléctrico.
Cuenta en su historia, como su padre trabajaba en un taller de aparatos de electromedicina y le muestra dicho utensilio.
(...)-Fíjate, Juanjo, cauteriza la herida en el momento de producirla.
Cuando escribo a mano, sobre un cuaderno, como ahora, creo que me parezco un poco a mi padre en el acto de probar el bisturí eléctrico, pues la escritura abre y cauteriza al mismo tiempo las heridas(...)
Que gran razón tiene, tal vez escribir, sea una manera de soltar los demonios bastante buena.No tanto en el blog, pero sí quizás en ese cuaderno que tenemos, viendo como el bolígrafo se desliza por las hojas desgranando la tinta y dándole una forma coherente.
Y es posible que cuando termines alguna pupa se haya desvanecido.

Y este pequeño párrafo, me ha hecho pensar, que ójala existiera algún "bisturí eléctrico" para las penas del alma o para los recuerdos, los malos...usarlo cuando finaliza el día o en las noches de nostalgia...
-Eh espera un momentito, ahora salgo, me estoy cauterizando en el baño.
-Ahm, sí, luego me lo dejas que he perdido el mío...

O tal vez una planta en el hospital de CAUTERIZACIÓN DEL ALMA. Dr. delasoul
-que pase el siguiente!
-cuantas traemos hoy? cuanto lleva sin venir usted!!!
Bonito parrafo, fantástica literatura, que ayer me hizo salir de sus páginas y soñar precisamente,con esto.

Y mientras inventan singular aparato...sigamos escribiendo!


 
EL BLOG DE RAQUEL ◄Design by Pocket, BlogBulk Blogger Templates